Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.AceptarMás información
Volver

Parques Naturales en Baleares

Localización:
Baleares

Las Islas Baleares además de playas magníficas, historia y cultura, ofrece parques naturales donde el visitante podrá disfrutar.

Categoría: Pareja, Aventura, Relax, Familiar

0€ / persona
(alojamiento no incluido)
Personas: Entre 0 y 0
Días mínimos: 0

Descripción del pack

  • MALLORCA

PARQUE NATURAL S'ALBUFERA DE MALLORCA

El Parque Natural de s'Albufera de Mallorca, con una superficie protegida de 1.708,75 Ha, se encuentra ubicado frente a la bahía de Alcúdia, entre los términos municipales de Muro y Sa Pobla.

El espacio húmedo de s'Albufera es Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA), siendo uno de los ecosistemas más valiosos del archipiélago balear. Las aves, las anguilas, el agua, los puentes, los canales y la vegetación de cañizo, junto con la playa y las dunas, conforman un espacio natural muy apreciado por los amantes de la naturaleza.

El Parque acoge regularmente actividades dedicadas a promover los valores medioambientales y culturales del entorno, como proyecciones, visitas guiadas, demostraciones de formas de pesca tradicional y otros trabajos relacionados con la cultura popular.

El acceso al parque es a pie o en bicicleta por el Pont dels Anglesos y la entrada es gratuita, pero se debe solicitar un permiso de visita en el Centro de recepción del Parque.

PARQUE NATURAL LAS CALAS DE MONDRÁGO

El Parque Natural de Mondragó se ubica en una de las zonas de mayor riqueza ornitológica de Mallorca. Presenta una gran variedad de paisajes, como sinuosos torrentes que desembocan en bellas playas y encinares donde abundan las orquídeas.

Este área Natural de Especial Interés se encuentra al Sudeste de Mallorca, en el municipio de Santanyí. En 1992 fue declarada Parc Natural y desde 1995 está considerada por la directiva europea como 'Zona de Especial Protección para las Aves' (Zepa); no en vano, se han catalogado más de setenta especies en el parque, la mayoría migratorias y propias de las zonas húmedas.

La zona está compuesta por arenillas calcáreas dispuestas de manera horizontal; éstas formaban parte de los arrecifes en el mioceno. El parque tiene una superficie de 785 hectáreas y el punto más elevado alcanza los 57 metros.

Su paisaje es muy variopinto. En el litoral pueden verse barrancos abiertos por ondulantes torrentes que desembocan en bellas playas con pequeños sistemas de dunas; también hay acantilados; y zonas húmedas con vegetación de carrizales y juncos, como las de las calas de s'Amarador y ses Fonts de n'Alis. En el interior, en cambio, destacan los encinares con abundancia de orquídeas.

PARQUE NATURAL LA PENINSULA DE LLEVANT

Se sitúa en el municipio de Artà en el noreste de la isla de Mallorca.Tiene una superficie de 1576 hectáreas y su acceso es desde Palma de Mallorca, se toma la carretera Palma-Manacor -Artà, donde aparecen las indicaciones del parque.

El área del Parque Natural comprende una zona montañosa y costera con numerosos endemismos botánicos con gran patrimonio etnológico.Este parque natural de Mallorca representa una bella combinación entre la costa mallorquina, la montaña balear y el mantenimiento de actividades tradicionales de la isla. 

PARQUE NATURAL LA ISLA SA DRAGONERA

En 1987 el Consell de Mallorca compró la isla de sa Dragonera, situada a en el extremo occidental de la isla de Mallorca. Más tarde, el 26 de enero de 1995, el Govern Balear la declaró Parque Natural, juntamente con las islas del Pantaleu y sa Mitjana, mediante el decreto 7/1995 de 26 de enero.

Desde hace años, este espacio, por el que habían luchado un gran número de personas, vio asegurada su conservación definitiva, para que pueda permanecer en la memoria de todos nosotros y aquellos que, en el futuro, disfrutarán de esta isla.

La tenemos que respetar como refugio que es de centenares de animales y jardín de miles de plantas... es una herencia para todos los mallorquines y mallorquinas y una carta de presentación para todas nuestras visitas.
 

  • MENORCA

PARQUE NATURAL  S'ALBUFERA DES GRAUS

El Parque natural de s’Albufera des Grau fue declarado como tal por el Decreto 50/1995, de 4 de mayo, después de años de movilizaciones sociales que pedían la protección de la zona. En el año 2003 se ampliaron los límites del Parque hasta ocupar un total de 5.006,7 hectáreas, tanto marinas como terrestres, y se declararon cinco reservas naturales (las islas d’Addaia, s’Estany, bassa de Morella, es Prat y la isla de En Colom) con el objetivo de conservar los lugares especialmente sensibles y con valores de gran interés. Además, casi toda la zona está incluida dentro de una Área Natural de Especial Interés (ANEI), forma parte de la Red Natura 2000 y es núcleo de la Reserva de la Biosfera.

En las playas encontramos vegetación dunar bien desarrollada y en el litoral rocoso, los localmente conocidos como socarrells, conjunto de plantas espinosas en forma de cojín, que han adquirido dicha morfología por las salpicaduras del mar y por la acción del viento. Estos socarrells forman parte de las comunidades vegetales con mayor número de endemismos de Menorca.

El Parque destaca por la diversidad de aves. Encontramos especies acuáticas como las anátidas, las fochas, los cormoranes moñudos, además de rapaces como el águila pescadora, el milano o el águila calzada.

Entre los reptiles y los anfibios, destaca la lagartija de Baleares ( Podarcis lilfordi ), endémica de Mallorca y Menorca y presente exclusivamente en los islotes, donde s e ha ido diversificando en subespecies. Además, hay otras especies interesantes como el sapo verde, la ranita de San Antonio, las tortugas de tierra y de agua, la lagartija italiana o la culebra de cogulla y la de escalera.

  • IBIZA

PARQUE NATURAL DE SES SALINES DE IBIZA Y FORMENTERA

Uno de los entornos más sorprendentes de las Islas Baleares se encuentra en las Pitiusas. Ses Salines fueron declaradas Reserva Natural en 1995 y Parque Natural 2001.

Aquí conviven comunidades vegetales y animales endémicas bajo un rico ecosistema donde la sal adquiere un valor dominante. Todo ello hace que sus paisajes y playas sean irrepetibles.
En otro tiempo, Ibiza fue llamada la isla de la sal. Tanto es así que sus habitantes tenían por derecho consuetudinario el abastecimiento del condimento.

Desde 1995 este entorno forma parte de la Reserva Natural Marítimo-Terrestre de Ses Salines, desde 2001 Parque Natural. Comprende casi todo el vértice sur de Ibiza, el norte de Formentera y los islotes que separan ambas islas. Sus fondos marinos están cubiertos de praderas de posidonia oceánica, declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, hecho que hace que el agua sea tan cristalina y se recomiende como lugar ideal para la práctica del submarinismo. 

Es un ecosistema de gran riqueza, declarado Zona de Especial Protección para las Aves. De las 210 catalogadas destacan las garzas y los flamencos, a los que es fácil contemplar durante sus pasos migratorios de julio a octubre y de febrero a mayo. 

La vegetación está condicionada por la salinidad del terreno; predominan las siemprevivas endémicas, los juncos y el salobre; las colinas, con menos concentración de sal, están cubiertas por sabinar, pinares y garrigas de romero y jarales.  

RESERVA NATURAL DE ES VEDRÁ

Dentro del término municipal de San José se encuentra situada la Reserva Natural de Es Vedrà y Es Vedranell (79,31 ha) y los islotes de Poniente (153,39 ha) constituidos por Illa d´es Bosc, Sa Conillera, s’Espartar y ses Bledes.

Estas reliquias de la naturaleza son el hábitat de numerosas especies endémicas de lagartijas y de gran variedad de invertebrados, también es lugar de reproducción de aves marinas y rapaces entre las que destacan el halcón Eleonor, la pardela cenicienta, el cormorán moñudo o la gaviota argentea. Además en Es Vedrá habitan cabras montesas que fueron hace años introducidas por el hombre. Esta riqueza ambiental junto con la gran belleza del conjunto, hacen de la reserva un lugar ideal para disfrutar de la naturaleza.

El acceso a los islotes solo es posible mediante embarcaciones privadas y está totalmente prohibido atracar y bajar a tierra. Existen embarcaciones turísticas que realizan excursiones de medio día para visitar los islotes desde el mar. De abril a Junio es la época de cría de las aves y es aconsejable no acercarse demasiados. Es posible la práctica de buceo, los amantes de este deporte disfrutarán de uno de los más bellos paisajes submarinos de las islas, repleto de paredes de gorgonias rojas. La pesca submarina también está permitida, pero requiere, a parte de la autorización obligatoria expedida por el Consell d’Eivissa, otra autorización de la administración de la Reserva.

Un bello lugar desde el que contemplar esta maravilloso paisaje es la torre des Savinar, que se encuentra en un area acantilada de fácil acceso, situado a un extremo de la playa de Cala D´hort. Para llegar a la torre, hay que tomar un desvio (está señalizado) antes de llegar la Cala D´hort, ya que desde la playa no se puede acceder a esta zona.

¿Cómo reservar este pack?

Este pack debe reservarse asociado a un alojamiento en concreto. Elige el alojamiento que más te guste del listado siguiente, y al rellenar el formulario de reserva, indica que quieres incluir este paquete.

Más información

Si quieres contratar este pack de forma independiente, pulsa en el siguiente enlace:

Pack rural disponible para los siguientes alojamientos